Search
  • misticodenereida

The man whose heart was broken (in the railroad track)

Published on Sept 12, 2011



**** English version**** The man whose heart was broken (in the railroad track) Yesterday, Sunday 11, I was walking over a bridge in my way home back when I saw a German guy stopped in the middle of it. He was waiting for the train crossing down, apparently in calm, as he was following the railroad track in a sad look. I was almost reaching at him when train started to pass by and he lifted up his arms, shaking the hands as a sign of farewell. Probably he didn’t know which coach was the correct one since he stood up and shouted until the last railway carriage had gone. Then, he crossed his arms, bowed his head and started to cry. I felt sorrow by him cause it’s kinda feeling I have had several times also. Especially when traveling across continents, very far from home. That reminded me there is a lot of lonely people in the world, for different reasons but the feeling is the same. No matter how technological the man has become, hope is always present in the heart of all of them and what really connects everyone with the rest of humanity. And so, I was about to stop in my way wishing to comfort that sad guy but most probably he would prefer to talk with friends or just be alone as a test to become stronger… so I keep walking and at the end of the bridge, I turned my head and asked for a silence pray to mamma of heaven for his soul cause I knew that man broke his heart when looking at the railroad track. **** Versión en Español**** El hombre que lloraba (en las vias del tren) Ayer, Domingo 11, iba yo caminando por un puente de regreso a mi casa cuando vi a un Alemán que estaba parado a la mitad del mismo. Según alcance a apreciar, él estaba esperando a que el tren pasara por abajo, aparentemente muy tranquilo, con la mirada triste puesta en las vías del tren. Y ya casi estaba llegando a donde estaba él, cuando el tren comenzó a pasar y levantó sus brazos y agitaba sus manos en señal de despedida. A lo mejor no sabía cuál era el vagón correcto porque se estiro y gritaba hasta que el último vagón se hubo ido. Entonces juntó sus brazos y los cruzó, agachó la cabeza y comenzó a llorar. La neta sentí pena por él porque es un tipo de sentimiento que ya he experimentado en varias ocasiones. Especialmente cuando viajas de un continente a otro, muy lejos de casa. Y eso me recordó que hay muchas personas solas en el mundo, cada una con sus motivos y razones pero el sentimiento a final de cuentas es el mismo. Sin importar que tan tecnológico sea el hombre de ahora, la esperanza está siempre presente en los corazones de todos ellos y es lo que de verdad conecta a cada quien con el resto de la humanidad. Y por eso es que estaba a punto de detenerme a consolar a aquel hombre triste pero pues lo más probable es que prefiriera hablar con algún amigo o simplemente estar solo, como una prueba para volverse más fuerte después… así que seguí caminando pero al final del puente me detuve, me volví a verlo y rece una oración a la mama de los cielos por esta alma porque sabía que ese hombre había roto su corazón mirando a las vías del tren.

1 view0 comments